Cómo elegir el destino perfecto para la luna de miel

Ha llegado la hora de preparar el tan esperado viaje de novios. Un viaje en el que seguramente querréis aprovechar para descansar tras la boda, conocer lugares nuevos y disfrutar de ese nuevo camino que acabáis de emprender juntos. Como hay mil destinos por descubrir te vamos a echar un cable porque… después de celebrar tu boda en el mejor lugar posible, conviene saber dónde pasar tus primeros días de casado.

1. ¿Cómo sois y cómo os gusta viajar?

– Tened en cuenta cuál es vuestra prioridad a la hora de viajar, si son las grandes ciudades, los espacios naturales, si buscáis las mejores playas, etc.

– Pensad si os gusta ir en grupo, por vuestra cuenta o bien la opción intermedia de un tour privado en el que contéis con un guía exclusivo para vosotros.

2. Climatología

Aunque a la mayoría de destinos se puede ir en cualquier época del año hay momentos más propicios para visitar determinados sitios. Por ejemplo:

– Si os vais a casar en invierno es buena oportunidad para viajar hasta al hemisferio sur y disfrutar así de destinos como Argentina y Nueva Zelanda con un clima más benigno.

– En las zonas tropicales hay que tener muy en cuenta la época de lluvias. Hay sitios donde sólo llueve unas horas y el resto del día se puede hacer vida normal, pero en otros está casi todo cerrado e incluso los ferry y transportes públicos no funcionan. Muy a tener en cuenta cuando vayáis a Asia.

3. Presupuesto

En muchos casos, aunque queráis hacer el mejor viaje de nuestra vida, lo cierto es que una boda puede acabar hasta con el presupuesto de los más ahorradores. No hay que preocuparse, lo importante es disfrutar de unos días juntos y hay destinos para todos los presupuestos. Hoy en día hay muchas ofertas (mirarlas bien) y sitios no muy alejados en los que disfrutar con un presupuesto reducido:

– Elegir un país con precios inferiores al nuestro, de esta forma con el mismo dinero podréis daros muchos más caprichos, además de contar con mejores hoteles y habitaciones.

– Si vuestro presupuesto es reducido cuidado con los destinos en temporada alta, porque el avión puede llevarse gran parte de vuestro presupuesto.

Y…por último… ¡a disfrutar de vuestra nueva vida juntos! Eso sí, elige bien el destino de la luna de miel, sobre todo, tras haber leído nuestra Guía esencial para organizar una boda.