Nos vamos de luna de miel, consejos de organización para la maleta

Nos vamos de luna de miel, y sabemos que hacer un buen equipaje es más difícil de lo que creemos, para empezar recuerda que hay muchas líneas aéreas que cuentan con numerosas restricciones para el equipaje de mano, lo normal es que no supere los 55 cm X 40 cm X 20 cm, algunas incluso cobran por facturar esta maleta un precio que varía según la compañía y la temporada en que se viaje.

 

La clave de una buena maleta es organizar bien el espacio, y saber que todo lo que metemos en ella sea útil, combinable y fácil de lavar, también saber el clima del sitio que vayamos a visitar, una manera fiable de informarte es aquí espanol.weather.com así tendrás una idea lo más aproximadamente al tiempo que os va a hacer.

varios

Consejos a tener en cuenta:

Haz una lista de todo lo que necesitas, pero de todo lo que necesitas de verdad.

Por ejemplo: llévate un adaptador para móvil con distintos tipos de electricidad. Es importante estar conectados. Haz 3 listas una con lo que necesitas seguro, otra con lo que te vendría bien y por último solo las cosas que te llevarías si sobra espacio, pero no cuentes que vaya a sobrar.

 

Lleva puesto las cosas que más ocupan… en la medida de lo posible, no te pases, pero piensa bien que vas a llevar el día del vuelo, en los aeropuertos y aviones el aíre acondicionado suele estar muy alto.

 

En la composición de la maleta pon lo más pesado y resistente abajo y las cosas más delicadas en las capas superiores, las prendas más frágiles puedes envolverlas con algún jersey mullido para que no se estropeen.

 

Los huecos entren prendas son para zapatos y otros complementos como cinturones o calcetines, que también puedes meter dentro de los zapatos.

 

Existe una fórmula para las muy fashion que es llevar 5 prendas básicas de colores que combinen con todo, más un accesorio de tendencia como puede ser un bolso top.

 

No debemos olvidar que en el equipaje de mano no se pueden llevar líquidos o geles con una capacidad individual máxima de 100ml, sprays desodorantes, ni cuchillas de afeitar u objetos punzantes (ej. agujas, tijeras), por lo que tendremos que tener muy en cuenta lo que facturamos y lo que llevamos en el equipaje de mano. En el equipaje de mano se suelen llevar todas las cosas de valor (cámara de fotos, móvil, ordenador portátil, dinero, documentación), material de lectura y una ropa de muda por si se me pierde la maleta.

 

Enrolla también las camisetas ya que así ocupan menos y al desenrollarlas aparecerán más planchadas que de otra manera. La mayoría de las asistentas de vuelo llevan su ropa enrollada porque solo les permiten llevar una maleta muy pequeña a bordo. Abrocha siempre los botones de las camisas, especialmente los cuellos, para que no se abran.

nosvamos

 

Ah! Ten en cuenta el peso normalmente el permitido está en 23 kg, utiliza la báscula para pesarla y así vas sobre segura.

 

No olvides señalizar la maleta con algún lazo, pegatina o etiqueta por si hay maletas parecidas a la tuya.

 

Lleva también bolsas con cierre hermético, sirven para mantener todo ordenado y para meter la ropa sucia.

 

Optimiza el neceser. Este es un elemento del equipaje que nos trae más quebraderos de cabeza, sobre todo debido a las medidas de seguridad de los aeropuertos. No está de más recordar que cualquier líquido (incluidas las cremas, desodorantes o productos para el pelo) tiene que estar dentro de un recipiente de, como máximo, 100 ml, y todos ellos deben transportarse en una bolsa de plástico, transparente, de no más de 20 x 20 cm (que, además, debe sacarse de la maleta para pasar el control). Aunque, debido a esto, es posible encontrar formatos de viaje de todo tipo de productos, también puedes comprar recipientes transparentes y colocar en ello todo lo que necesites. Ten en cuenta, en cualquier caso, que todo esto ocupa mucho espacio, por lo que deberías plantearte renunciar a algunas cosas. En realidad, si quieres ahorrar espacio de verdad, basta con que lleves un jabón, cepillo, pasta de dientes y crema solar. El resto es contingente.

 

 

Los zapatos son siempre lo que más espacio ocupa en una maleta, por lo que debes elegirlos con mucho cuidado. Todo depende del tipo de viaje que vayas a realizar pero, como mucho, debes llevar tres pares: unos zapatos de tacón, unas chanclas y unos tenis cómodos para “patearte” la ciudad de tus sueños.

 

AH! Y deja un 20% de la maleta libre, para traerte cosas de recuerdo del mejor viaje de tu vida.