Cómo elegir el menú de boda sin volverse loco

La elección del menú de boda suele traer a muchos novios de cabeza. No te engañes, tu situación no va a ser diferente. Recorrerás restaurantes especializados en organización de eventos y bodas, te enseñarán menús, te gustarán unos y te disgustarán otros, el precio del cubierto te dejará en muchas ocasiones sin palabras y una pregunta rondará durante meses tu cabeza y la de tu pareja: ¿será posible elegir el menú de boda sin volverse loco? Lo es.

Los aperitivos que más gustan

Parece que no, pero el aperitivo es uno de los momentos más esperados por los invitados a una boda. Y es que muchos evitan merendar o incluso desayunar fuerte esperando el gran momento del banquete nupcial. Lo mejor es escoger una pequeña variedad de aperitivos. Entre los que más gustan (y son menos clásicos) destacan los vasitos de salmorejo, son refrescantes y alimentan; también puedes optar por combinarlo por algo más clásico como los buñuelos de bacalao o las croquetas, aunque si lo que quieres es sorprender, intenta que el menú de boda cuente con algún tartar entre sus aperitivos.

¿Carne o pescado?

La eterna duda a la hora de organizar una boda. ¿Elegimos un plato principal de carne o uno de pescado? ¡No te compliques! Una boda es para que todo el mundo disfrute y coma bien, entre otras cosas, eso sí, ten en cuenta los posibles menús especiales que puedan requerir tus invitados. Por ejemplo, para los que no coman carne o pescado, para veganos,vegetarinos y personas con intolerancias alimenticias, siempre deberá los novios previasar pero hay lugares que sí ofrecen este tipo de menús especiales. 

El menú perfecto para una boda de día o de noche

Ya sea una boda de día o de noche, ten claro que el menú debe gustar y ser de calidad. En las bodas están de moda los platos individuales. Los entrantes para cada comensal gustarán muchísimo.

No optes por…

Una tarta nupcial cortada con espada para el postre. ¡Está pasada de moda! La tradición de cortar la tarta se sigue manteniendo, pero muchos novios escogen después otro postre para repartir a sus invitados. Pensad bien en los gustos que tenéis en común. Por ejemplo, si a ambos os apasiona el chocolate, ¿por qué no optáis por una bomba de chocolate sobre salsa de toffee? Sorprenderás a tus invitados y seguro que muchos alabarán esta elección.

Cómo manejar los tiempos

A la hora de elegir el menú de boda es recomendable hablar con los encargados del restaurante donde se celebrará la boda para manejar bien los tiempos entre plato y plato y evitar que el banquete sea interminable.  Y después…¡a darlo todo en la pista de baile!