Cómo planear una boda gay

Un enlace homosexual no tiene por qué ser un problema y…¡de hecho, no lo es! O al menos, así lo vemos desde Hotel La Laguna Spa & Golf.  Después de haber ayudado en la organización de varias bodas entre homosexuales, te damos unos consejitos para planear una. ¡Manos a la obra!

1. Fuera convenciones sociales

Olvídate de las convenciones sociales y las costumbres, ¡estás celebrando una boda no tradicional! Aprovecha la oportunidad para hacer las cosas a tu manera: con la clase de ceremonia que mejor se adapte a tu forma de pensar, con el orden de eventos que prefieran dar y con todos los elementos que deseen incluir. ¿Qué tal una boda civil homosexual bajo un olivo milenario?

2. No existen los roles

Así como no debe haber un novio de blanco y otro de negro, ni una novia en vestido y otra de esmoquin, el rol femenino y masculino en un matrimonio igualitario sale sobrando. Si existen detalles que les cuesta trabajo definir como quién caminará hacia el altar antes, habladlo previamente a la ceremonia.

3. La creatividad al poder

El no tener muchos precedentes sobre bodas gay, significa también una carta abierta para dar rienda suelta a la imaginación y los caprichos de los novios. Impriman su sello personal en cada detalle del evento y denle el giro que deseen. Hay que ser innovadores con la decoración, el código de vestimenta y los padrinos y madrinas.

4. Cada uno puede tener su despedida de soltero

No hay ninguna razón por la que no puedan regalarse un fin de semana por separado con sus mejores amigos, después de todo, seguís estando solteros . El que sean una pareja del mismo sexo, no excluye que puedan pasar un buen rato por su cuenta y cada uno con sus seres más cercanos. ¿Os apetece una tarde de chicos en un spa? ¿O disfrutar de tratamientos de belleza o una buena reunión de amigos? ¡Apúntalo a la lista y a llevarlo a cabo!

5. Damas y padrinos

Sin importar el sexo de sus mejores amigos, hacedles parte de su cortejo. Juega con su código de vestimenta, pide a tus madrinas que vistan esmoquin femenino o a tus padrinos que asistan en kilt. Recuerda que lo importante es que se diviertan, que impriman su sello en la boda y que vivan un momento especial rodeado de sus seres queridos.